fbpx

¿Qué es público objetivo en marketing?

Definición de público objetivo en marketing

El público objetivo o target hace referencia a los clientes potenciales a quienes una empresa desea vender sus productos o servicios. Esos consumidores que tenemos en el punto de mira compartirán las mismas características, tales como aficiones, ubicación geográfica, segmento de edad, nivel adquisitivo, etc.

La importancia del análisis del target

La definición del público objetivo es esencial para para el éxito de una empresa. Si no sabemos a quién dirigirnos, difícilmente podremos emplear un lenguaje que el target entienda, un gancho más por el que construiremos el engagement. De hecho, en copywriting saber qué lenguaje o tono utilizar cuando escribimos un texto publicitario es uno de los puntos clave.

Del mismo modo, tener claro quién es el público objetivo será esencial para alcanzar los objetivos de la empresa (recuerda, que sean SMART), así como desarrollar las estrategias del marketing mix.

elegiir al publico objetivo es crucial para que todo salga bien en una estrategia

En resumen, si no definimos bien a quién queremos llegar podemos perder mucho tiempo y dinero. Por ello, la definición del target requiere de un análisis, no vale con ponerse a pensar y decir “de oído” quién es nuestro público objetivo. Hay que pensar que no todos los productos o servicios le valen a todo el mundo.

Para su definición, es muy útil consultar el estudio de redes sociales anual del IAB Spain pero si no te lo quieres leer entero, te dejo un resumen de todo aquí.

en que consiste el publico objetivo y por qué es importante en marketing

Producto de prueba para el público objetivo

Antes de lanzar un producto o servicio se ha de partir con este punto resuelto. Muchas empresas prefieren empezar con una prueba (lanzamientos limitados del producto o grupos focalizados) para conocer los aspectos más sólidos del producto. Es obvio que si tenemos de antemano una muestra, siempre será más fácil enmendar nuestro error o reforzar lo que hayamos hecho bien. Esto no quita para que, una vez lanzado el producto, se realice un seguimiento a los clientes (a través de encuestas o leyendo reseñas, por ejemplo).

¿Por qué la segmentación de mercado?

Como hemos visto al comienzo de este post, cuando definimos el público objetivo estamos segmentando (dividiendo) la población según variables como la edad, el sexo, la localización geográfica, nivel cultural, aficiones o nivel adquisitivo, entre otros.

Esto es necesario hacer porque lo normal es que las personas que se encuentran dentro de esos subconjuntos suelen compartir mismos gustos, intereses, tendencias, etc. Lo bueno que tiene el marketing digital es que las propias redes sociales nos facilitan esta tarea con herramientas mayormente gratuitas. Además de segmentarnos al público objetivo, nos permiten conocer los resultados, es decir, hacer un seguimiento y medir. Y si medimos sabremos si estamos alcanzando nuestras metas o no, descubriremos qué debemos cambiar, qué mantener, qué grupo de personas ha reaccionado mejor, peor…

Un ejemplo de público objetivo

Imagínate un grupo de personas jóvenes con unos niveles culturales medio-altos e interesados en la ecología y el medio ambiente. Es muy probable que, si tienen que comprar un juguete para regalárselo a su sobrina, decidan que este sea de madera o de cualquier otro material sostenible, en lugar de plástico. Si vendemos juguetes de madera, estos podrían ser un segmento adecuado para nosotros.

Más allá de intereses particulares y concretos de cada grupo de personas, es útil conocer generaciones sociales como los baby boomers, la X, los millennials, centennials.

¡Compártelo con tus amigos y crezcamos juntos!

Interacciones con los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *