fbpx

Las nuevas 4 Ps del marketing digital, ¿cuáles son?

Marketing mix tradicional

Si no estás dentro del mundo del marketing esto te va a sonar a chino, y si encima lees que hay 4 nuevas Ps en el Marketing mix te preguntarás: “Ah, ¿pero había unas viejas?”. Pues sí. Jerome McCarthy las definió en 1960: son variables con las que cuenta una empresa para lograr sus objetivos comerciales.

1. Producto en marketing mix

Es el epicentro de las variables. Se llama por defecto producto, pero también se refiere a un servicio. Es lo mismo, al fin y al cabo, ambos solucionan un problema que tienen sus clientes. Más que sus propias características, que nadie niega que sean importantes, lo que ha de destacar aquí son las soluciones que cubren las necesidades del público objetivo. Realmente nosotros no compramos una crema antiarrugas (producto): cuando lo hacemos estamos comprando sentirnos más jóvenes. ¿Lo entendéis? Tampoco estamos contratando a un abogado (servicios): solucionamos un problema legal que nos angustia.

Dentro del producto cuidaremos la marca, la imagen, el envoltorio y también la misión y visión. No olvidemos que hoy en día la gente es más comprometida y está más concienciada, busca valores, más allá de los productos. Esto último pude ser una estrategia a medio, largo plazo. Los clientes confían en el producto, en su imagen, en lo que transmite.

2. Precio en marketing mix

Mediante esta variable entran los ingresos. Esto es así. Algunos productos basan su éxito en precios bajos, dejando en un segundo plano la calidad. Otros sin embargo, ofrecen productos de precios altos, dirigidos a un público en concreto, que sepa valorar las cualidades excepcionales. También hay quienes, simplemente, ofrecerán un producto equilibrado entre la calidad y el precio. Ojo, que esto no es tan sencillo ni se trata de una regla de tres. Existen productos caros con calidad mejorable pero venden mucho porque han hecho una buena campaña de imagen. Puede que tenga prestigio utilizar ese producto o servicio y por ello la gente pague a gusto: quiere entrar en ese círculo reconocido.

Marketing mix en español

3. Distribución en marketing mix

Esta variable consiste en trasladar el producto desde su fabricación hasta el punto de venta. Como podéis imaginar, no es una tarea nada fácil, pues con toda probabilidad no solo se distribuirá en un punto de venta. También habrá que definir las áreas geográficas, almacenes, stock, transporte… La lógística juega un papel primordial. Un ejemplo de éxito basado en la distribución es el caso de IKEA: la compañía sueca reinventó la venta de muebles. A menudo, son productos de gran tamaño, con lo cual, el almacenamiento requería de grandes naves, así como el transporte en camiones. Son embargo, diseñaron muebles de fácil montaje que no ocuparan más que una plancha rectangular. Así, el ahorro en camiones para su transporte y el almacenamiento en los lugares de venta les dio mucha ventaja. Todo esto ahorra costes, pues da la posibilidad de tener más stock en el mismo espacio.

4. Promoción en marketing mix

Esta variable hace referencia a la comunicación, ¿qué hacemos para que la gente se entere de lo que estamos vendiendo? Contárselo, ¿no? Pues bien, se trata de elegir qué vía. Puede hacerse mediante la venta directa, con promociones, con campañas publicitarias dentro de la publicidad, o las relaciones públicas, entre otras. Fijaos que el copywriting juega un papel fundamental aquí. Cada empresa deberá analizar cuál le conviene más, teniendo en cuenta su estrategia y el presupuesto, ¡por supuesto!

Marketing mix en marketing digital

En los 2000, Idris Mootee creyó necesario definir unas nuevas variables debido a la irrupción del marketing digital y de cómo ha hecho ta,balear toda la estructura tradicional del marketing. Si bien es cierto que el marketing tradicional sigue siendo la base y estructura de todo lo demás, no es menos cierto que el marketing digital sigue sus propias normas dentro de una estrategia digital. Por ello, conviene no perder de vista estas cuatro interesantes variables si queremos tener éxito en el mundo online.

1. Personalización en marketing digital

La manía de meternos por los ojos miles de productos, cueste lo que cueste, ha pasado a mejor vida. En el entorno digital sabemos que lo que prima es la personalización, conocer de primera mano qué es lo que quiere nuestro cliente y tratar de complacerle. Él es el que manda, quien va a marcar las directrices que llevemos en la empresa. Por eso es necesario conocerlo a fondo. Incluso los anuncios están orientados a personas específicas, al contrario que en la publicidad tradicional. La segmentación es clave para tener éxito. Recuerda que los nichos de mercado son la tendencia en marketing digital.

2. Participación en marketing digital

La marca, el prestigio y la confianza se va a crear a través de la comunidad que se tenga detrás. Cuantos más seguidores hablen de nosotros, nos apoyen, nos aporten sugerencias y sus propuestas de mejora, más grande nos estarán haciendo. Por ello son tan necesarias las redes sociales. Esto va de comunidad, de integrarse, de participar. Se acabó el hermetismo del pasado. A las personas nos gustan las personas, de ahí el éxito del storytelling. Y también nos gusta tener voz. Por ello el entorno digital es ideal para manifestar lo que pensamos… ¡y lo que necesitamos!

3. Pares a pares en marketing digital

¿No te has puesto a vender a un amigo un producto sin llevarte comisión? Simplemente porque te encanta, gratuitamente le hablas de sus ventajas y propiedades. Y tu amigo, que te conoce bien, te cree y siente el deseo de hacerse con el mismo producto.

Esto es lo que pasa con los pares a pares o comunidades de igual a igual (en inglés, Peer-to-Peer Communities). Los reviews o reseñas de las personas que hablan de un producto nos convencen más que si un famoso afirma usar esto o aquello (sabemos que les pagan… pueden estar diciendo la verdad o no).

Pensad un momento: si tenéis intención de compraros un patinete eléctrico, por ejemplo, ¿qué hacéis? Probablemente investigar en blog de comparativas en internet, pero sobre todo cotejaréis la información con los comentarios de quienes ya lo hayan comprado. Si nos metemos en el sitio web oficial de una marca, ¿Qué nos van a decir? Pues que son los mejores, claro. Por eso buscamos información en lugares imparciales. Los sitios oficiales los dejamos para las características técnicas y poco más.

4. Predicciones modeladas en marketing digital

En marketing todo se ha de medir, de lo contrario no sabríamos si lo estamos haciendo bien o mal, no podríamos recular, cambiar de estrategia o afianzar la que estamos llevando a cabo.

Esta obtención de información resultaba más difícil de obtener mediante el marketing tradicional, pero el digital nos ofrece magníficas herramientas de medición y análisis que, además, resultan asequibles a todo el mundo pues en su mayor parte son gratuitas. ¡Es una de las grandes cosas que tiene el marketing online!

¿Entiendes por qué la necesidad de una revisión del marketing mix? ¿Son compatibles el tradicional y el digital? Yo creo que sí, sobre todo si estamos hablando empresas que se muevan en los dos entornos, pero, ¿y tú? ¿Qué piensas?

Interacciones con los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *